La comarca de la Vera: espacio idílico para el cultivo del pimentón

La Comarca de la Vera está rodeada de montañas que se combinan con la naturaleza del lugar y tienen un rasgo común: el agua que discurre por el río. Sin mencionar que es un pueblo lleno de historia, con rincones naturales y puentes (de estilo medieval o romano), que caracterizan este lugar. ¿Lo conocéis? Es sin duda un lugar muy especial. ¡Verás por qué lo decimos!

En La Villa, gracias al microclima favorable, la naturaleza siempre está en flor, no solo en primavera. Asimismo, podemos encontrar una gran cantidad de castaños, robles y cerezos. También, veremos a menudo palmeras subtropicales, naranjos, siembra de tabaco, pimientos, frambuesas o kiwis… Por último, el agua siempre existe en forma de cañones que conforman hermosos lugares y paisajes.

Por otra parte, no se puede hablar de La Vera sin conocer y probar sus platos tradicionales, donde el pimentón es protagonista. Incluso, es tan importante para el patrimonio del pueblo y su historia que encontrarás en Jaraíz de la Vera el museo del Pimentón.

Pimentón de La Vera: Tradición y sabor

El pimiento llegó a España en 1493 de la mano de Cristóbal Colón, y las semillas fueron enviadas a los Reyes Católicos. En principio, su rápida expansión en España a lo largo del siglo XVI se debió a que se buscaba sustituir a los muy caros pimientos de oriente, debido a la facilidad con la que se podía cultivar en estas tierras.

Gracias al emperador Carlos V, el Pimentón de la Vera inició su andar por la provincia de Cáceres. Fue así como, el famoso pimentón, que actualmente cuenta con la Denominación de Origen Protegida Pimentón de La Vera, fue introducido en el Real Monasterio de Guadalupe, quienes fueron los precursores en utilizarlo en estas tierras.

El clima ideal

La comarca de La Vera tiene un clima privilegiado para la siembra del pimiento porque está situada en la parte nororiental de la provincia de Cáceres, entre las cumbres de la Sierra de Gredos. Además, es un área rodeada de montañas con abundante agua que desciende, creando cañones y piscinas naturales claras.

En consecuencia, esto brinda una fertilidad asombrosa del suelo, que se combina con el microclima de La Vera, de temperatura equilibrada tanto en invierno como en verano. Y, todos los elementos confluyen para que los mejores pimientos de España se cultiven en esta comarca.

Ese toque de sabor

El Pimentón de La Vera, no trae consigo solo el sabor sino que, es un obsequio de las tradiciones ancestrales que sobreviven en la historia de los pueblos. Y, ese toque de sabor comienza a gestarse de la mano del agricultor en el mes de mayo con el cultivo de los semilleros, el cual crece bajo su cuidado hasta el mes de septiembre que alcanza su esplendor.

Luego comienza el proceso de secado en humo con el calor de leña de roble y encina. Pero, son las manos y sabiduría de quien conoce este arte ancestral las que dan el punto de secado que garantiza: su sabor, color y aroma. Finalmente, son llevados a moliendas, donde extraen semillas, hojas, impurezas, y, tras varios procesos, es pasado por varias piedras para obtener el producto final: el Pimentón de La Vera.

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Top of page
This website uses its own and third-party cookies for its correct functioning and for analytical purposes. By clicking the Accept button, you agree to the use of these technologies and the processing of your data for these purposes. See
Privacy